EN | DE | SOBRE MI | CONTACTO

Nos hemos saltado dos días del calendario de adviento, pero los virus imprevistos me han tenido cambiando sábanas y poniendo paños frios en casa durante el fin de semana. Hoy retomamos esta última semana de adviento con una nueva receta, esta vez de una lasagna que va a ser estupenda para que los niños coman verdura estas vacaciones sin casi enterarse…

Lasagna de calabaza y espinacas

Por Ivana Rosario

0001 20151208 Lasaña de calabaza-2

Ingredientes:

Aceite de oliva

Sal

Pimienta negra

comino

Tomillo

2 ajos

vinagre balsámico

2 latas de tomate crudo

media lata de tomate llena de agua

hojas de espinacas baby

parmesano

hojas de lasaña

250 g de ricota

50 ml de leche

pipas de girasol

900 g de calabaza

Preparación:

Empezamos con la calabaza, la pelamos con ayuda de un pelador y la cortamos en trozos de un cm de ancho, la ponemos en una bandeja de horno y espolvoreamos comino, sal, pimienta y un poco de aceite, horneamos hasta que esté blanda. El horno a 180.

 

0001 20151208 Lasaña de calabaza

Mientras hacemos la salsa de tomate, en una olla ponemos los ajos cortados en trozos muy pequeños y un poco de aceite, doramos. Cuando esté dorado añadimos el tomate, medio bote de tomate lleno de agua, una pizca de tomillo y dos cucharadas soperas de vinagre balsámico de Módena. Cuando empiece a hervir bajamos el fuego y dejamos cocer hasta que tengamos una pasta de tomate y se haya consumido todo el agua.

Una vez tenemos el tomate, reservamos.

0001 20151208 Lasaña de calabaza-3

Mientras vamos cociendo las láminas de lasaña, en una olla llena de agua y cuando hierve añadimos la sal, y vamos poniendo lámina a lámina, dejamos el tiempo que nos indique el fabricante. Una vez las tenemos, dejamos en agua fría para el montaje.

En los  recipientes que vayamos a usar, ponemos una base de tomate, una lámina de lasaña, un poco de tomate, hojas de espinacas crudas, trozos de calabaza que hemos horneado y parmesano. Repetimos esta operación .

0003 20151208 Lasaña de calabaza

Acabamos poniendo un poco de tomate. Mezclamos en un bol la ricota y la leche hasta que tengamos una crema, la ponemos encima y decoramos con las pipas de girasol.

Hornemos a 180º hasta que la ricota tome un color dorado y a comer!

Super rica!

Patry tiene en común conmigo la sangre gaditana que le corre por las venas y en esta receta se nota.  A estos deliciosos crujientes se los conoce por Cádiz como regañás y me encanta la vuelta que le ha dado a la receta tradional haciéndolos de harina de espelta, una harina alta en proteinas y fibra que suele proceder de cultivo ecológico, lo que la hace altamente recomendable.

Crujientes de Espelta

por Patry de Sabores y Momentos

Crujientes1

Ingredientes (4 personas)

  • 200g harina de Espelta
  • 100g harina de fuerza
  • 1 cucharadita (tsp) de azúcar
  • 1 cucharada (tbs) de aceite de sésamo
  • Sal marina en escamas
  • 7g (1 sobre) de levadura seca (acción rápida)
  • 275ml agua caliente (que no hierva)

Ingredientes aderezo:

  • Semillas de sésamo
  • 4/5 ajos tiernos
  • Semillas de amapola
  • Aceitunas negras sin hueso

Elaboración

Comenzamos por medir el agua caliente en un cuenco o en la misma jarra medidora, añadimos ahí mismo la cucharita de azúcar y la cucharada de aceite de sésamo y mezclamos bien.

En un cuenco grande ponemos los dos tipos de harina junto con la cucharita de escamas de sal marina, el sobre de levadura seca. A continuación vertemos el agua que tenemos reservada con el aceite y el azúcar y con la mano limpia en forma de garra removemos bien, mezclando sólido y liquido hasta obtener una masa pegajosa. Amasamos durante un par de minutos hasta que veamos que ha quedado todo integrado y que la textura, aunque pegajosa es homogénea. Cubrimos con film transparente y dejamos levar durante 2 horas en un lugar cálido y seco.

Consejo: yo siempre que tengo que dejar levando una masa, enciendo previamente el horno un par de minutos para que caldee y adquiera una temperatura de 24º o 25ºC. Apago seguidamente y cierro para que mantenga la temperatura. Ese lugar es perfecto para nuestros levados, pues está libre de corrientes y a una temperatura que favorece que nuestra levadura actúe.

Como la harina de espelta no contiene gluten, no esperes una gran levada, sencillamente levará algo menos del doble del volumen inicial y se abrirá en poros y grietas por la superficie. Si es así, todo perfecto!

Precalentamos el horno 180º ó  200º según vuestro horno y nos ponemos manos a la obra.

Dividimos la masa en 6 bolas. Preparamos la bandeja de horno y la cubrimos con un papel de horno. Espolvoreamos con harina de espelta y con la ayuda de un rodillo vamos estirando la primera bola de masa lo más fina que podamos, no importa la forma que adquiera, ya que cuando más rústica mas bonitas nos quedarán.

Las vamos a hacer de dos sabores, con semillas de sésamo y finas rodajitas de ajos tiernos (o cebolla tierna si os gusta más) y, de semillas de amapola y aceitunas negras a rodajitas, otras! Pero podéis hacerlas de lo que más os guste y apetezca, pipas de girasol, aceitunas verdes, puntas de sobrasada…¡imaginación al poder!

Crujientes2

Una vez estirada finamente la masa, espolvoreamos las semillas de sésamo y las rodajitas de ajos tiernos, junto con una pizca de escamas de sal (sin pasarnos pues aportan mucha salazón). Volvemos a pasar el rodillo por encima suavemente para que estos queden bien integrados y, muy importante para que la masa quede bien seca y crujiente, pinchamos toda la superficie con un tenedor dejándola completamente agujereada. Y ya la tenemos lista para meter al horno durante unos 8-10 minutos (según el horno) por un lado,  le damos la vuelta y otros 3-5 minutos por el otro lado para que nos quede bien seca.

La sacamos del horno asegurándonos de que la parte central ha quedado bien hecha. Pensad que los bordes tienden a hacerse antes  que el centro.  Y las vamos dejando reposar sobre una rejilla para que se enfríen.

Repetiremos el proceso con cada una de las bolas de masa que tenemos alternando los sabores y aderezos con las que las queremos acompañar.

En casa fueron un éxito total y la primera tanda se acabó rápido. De la segunda tanda logré reservar algunas que se conservan en perfecto estado en un bote hermético durante días! Espero que os haya gustado y os animéis a probarla.

¡Felices fiestas a todos!

Llegasteis el martes a la hora del café y ya por fin tenemos la cena de nochebuena casi lista. ¿Nos sentamos ya a la mesa?

mesa1

Este año he vuelto al rojo y blanco para celebrar la nochebuena. Al estar lejos de centroeuropa había perdido un poco de motivación navideña, pero poco a poco la he ido recuperando y la deco para hoy no puede ser más cálida.

mesa7

La idea de partida me la dio este mantel de Zara Home, de 3 metros de largo, perfecto para nuestra enorme mesa de madera de roble. Tiene motivos nórdicos tradicionales; ciervos, copos de nieve, grecas…

mesa9

cada sitio lleva un bajo plato de ratán que compré hace muchísimos años y sobre ellos está nuestra vajilla blanca de Richard Ginori, regalo de boda y que saco multitud de veces al año (nada de guardarla para no se sabe que ocasión)

mesa10

Con unas bolsitas de yute de Holamama, una servilleta desechable de Zara Home y unos cartelitos de cartulina de pizarra también de Holamama, he hecho la decoración de cada sitio.

mesa6

mesa5

Y velas, para una cena de nochebuena siempre hay que poner un montón de velas en la mesa y vigilarlas claro…

general-noche-6

En Alemania hay unos portavelas con forma de triángulo con distintas alturas de velas que se llaman Lichterbögen y que se colocan en las ventanas para que se vean desde el exterior. Mis portavelas del centro de la mesa se inspiran en ellos.

mesa8

Me gusta incorporar tradiciones mezcladas de ambas culturas en nuestra navidad. Somos una familia germano-española y me parece importante que nuestros hijos tengan lo mejor de cada país.

general-noche-1

Cuando llegue el momento de traer la cena, lo haremos ya servida en cada plato, así no hay que quitar la decoración del centro.

general-noche-2

La casa se ve más acogedora a medida que cae la noche. La manta del sofá le ha dado un toque de rojo a la decoración habitual en blanco y negro de nuestra casa.

general-noche-4

¡Ya estamos todos! Sentémonos a cenar y no encendamos las luces, dejemos que las velas nos iluminen hoy…

mesa11

porque solo ellas aportan la atmósfera mágica que tiene que tener una navidad con familia y amigos.

mesa4

¡Bon appetit!

¡Ya tenemos fecha para el nuevo taller de Caligrafía moderna para principiantes, que imparte Silvia del Blog La gata con botas, en nuestro local de Madrid!

CARTEL taller 27 febrero 550px

Puedes encontrar más info y explicación sobre este taller en el Blog De Silvia, pero recuerda que para inscribirte debes de enviarnos un email a la dirección de la imagen. El número de plazas es limitado y antes siquiera de publicarlo por aquí ya se ha hecho alguna reserva…

¡Pídetelo de regalo estas navidades!

Hoy volvemos en nuestro calendario de adviento virtual con Raquel Balboa y una receta con una presentación admirable que seguro vamos a hacer estas fiestas…

Crema De Calabaza al Curry con Langostinos

Por Raquel Balboa

Esta es una receta sencillíma, como a mi me gustan. De esas que puedes dejar hechas el día anterior, y recalentar en un momentín, y así poder disfrutar de los invitados sin tener que encerrarse en la cocina.

crema-curry-4-web

Buscaba algo que pudiera dar un pequeño toque diferente a un plato que no falta en las mesas de las abuelas en Navidad, los langostinos. Y el toque diferente lo dan el curry, y la cúrcuma, y la leche de coco que da ese aroma tan especial a los platos de marisco.

crema-curry-3-web

Espero que os guste tanto como ha gustado en casa.

crema-curry-7-ingredientes-

Necesitarás (aproximadamente 4 raciones)…

400 grs de calabaza

1 cebolleta dulce

500 grs de langostinos (o gambas o carabineros, según gustos y presupuesto)

30 ml de vino dulce

600 ml de caldo marisco (lo hacemos con las cabezas de los langostinos)

100 ml de leche de coco

1 cda curry

1 cda cúrcuma

1/2 cta de cilantro

1/2 cta jengibre

sal y pimienta

Primero pelamos los langostinos y utilizamos las cabezas para hacer un caldo de marisco suave. Es importante colarlo muy bien para que la crema quede suave. Los langostinos pelados los reservamos.

En una sartén, con un poquito de aceite de oliva, cocinamos la calabaza y la cebolleta hasta que estén blandas y ligeramente doradas. La calabaza tarda más en cocinarse, así que añadimos la cebolleta hacía la mitad.

crema-curry-11-web

Una vez doradas, añadimos las especias, para que se calienten y potenciar su aroma. Sin que lleguen a quemarse, añadimos el vino dulce, y dejamos reducir un par de minutos. Ponemos la leche de coco, y apagamos el fuego.

crema-curry-6-web

Añadimos el caldo de marisco, reservando un poco, para ir añadiendo al final en función de la textura que queramos para la crema, y batimos todo junto. Yo lo he hecho en batidora de vaso, y en este caso es preferible esperar a que se enfríe antes de batir.

Una vez batido, salpimentamos al gusto.

crema-curry-12-web

Justo antes de servir, pasamos los langostinos por la plancha (en una brocheta quedan ideales) con un poquito de aceite de oliva y sal en escamas, y emplatamos sobre la crema caliente recién hechos.

Voilà!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...