EN | DE | SOBRE MI | CONTACTO
abriendo ventanas desde helsinki

A mí me encanta la Navidad.

Mucho, pero mucho, mucho.

Pero muchos días, cuando llego agotada a la cama, me doy cuenta de que la Navidad no debería ser sólo este trajín, este ir tachando cosas de la lista para ver que te queda pendiente.

Deberíamos tener tiempo para relajarnos y disfrutar.

merchantdesign
¿Os habéis fijado en esta alfombra de cinta aislante? Perfecta con washi tape.

Tiempo para recordar viejos tiempos (o nuevos)

Overcast sky is appropriate
Natural twine, perchas, pinzas y muchos recuerdos. 

Para disfrutar de un té con alguién querido.

te elusiil

O para escribir cartas diferentes

 

sobre

Sé que es difícil, casi imposible, pero quiero invitaros a qué paréis cinco minutos y disfrutéis de lo que sea que tenéis delante.

A veces las cosas más simples, son las que nos hacen más felices.

tumblr_me3adw2IP61qdqlnso1_400

Conchi

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
  1.  Paula dijo el 3 diciembre 2012 a las 8:43 am:

    Si Conchi, llevamos una vida tan acelerada que a veces nos olvidamos de simplemente disfrutar el momento. Yo soy consciente de ello cuando Clara me dice, mamá ¿porqué trabajas el sábado? Juega conmigo un poco….

  2.  Eclecticstudio dijo el 3 diciembre 2012 a las 9:09 am:

    Maravillosas imágenes!!
    Saludos

  3.  ade-about the nice things dijo el 3 diciembre 2012 a las 9:39 am:

    tienes toda la razón, deberiamos disfrutar más de la navidad, sin tanto trajín, por eso yo creo que los que disfrutan más son los peques 🙂 Un besote guapa

  4.  Pilar dijo el 3 diciembre 2012 a las 10:35 am:

    Es muy cierto, deberíamos detenernos un poco y disfrutar de la cantidad de cosas buenas que tenemos, sobre todo porque la felicidad está en las cosas pequeñas de todos los días, no llega con un aviso!!

    Un fuerte abrazo y felices fiestas!

    secondopilar.blogspot.com

  5.  Anna dijo el 3 diciembre 2012 a las 10:36 am:

    100% de acuerdo con Conchi. Para mi la navidad es sinónimo de “no llego, no llego” pero me gusta especialmente porque tengo la oportunidad de pasar unos días con toda mi familia en la misma casa, desayunando chocolate caliente y recibiendo el nuevo año en el medio del Pirineo. Hay momentos como este que son irrepetibles y que no cambiaría por nada del mundo. Ni por la mejor fiesta de Navidad del mundo

  6.  mart a. gris berenjena. dijo el 3 diciembre 2012 a las 12:03 pm:

    Cuantita razón..se convierte en una carrera sin fondo…
    Pero este año me he propuesto disfrutarla, poreso voy adelantada…
    Es algo que ayuda a no vivir cada momento como una prueba a superar…
    A ver si cumplo…

Añadir un comentario